Buenas

Hoy una de tarta.

Esta vez era de bizcocho de vainilla rellena de crema de fresa y fresas naturales.

Con esta receta salen unas 18 raciones más o menos.

Ingredientes que necesitamos para el bizcocho:

  • 220 grms mantequilla temperatura ambiente
  • 200 grms azucar
  • 220 grms de harina
  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 12 cucharadas de leche
  • aroma de vainilla

Mezclamos mantequilla+azucar y luego añadimos los huevos uno a uno. Ahora echamos la leche y batimos.

Añadimos harina+levadura y batimos, y por último el aroma de vainilla, que se encuentra fácilmente en el super (en Hiperusera o en DeMadrid lo hay). Dependiendo de la intensidad que queramos de sabor pondremos más o menos. Yo, como siempre, horneo en tres veces para que me queden tres bizcochos.

Yo hice un almibar de fresa para mojar los bizcochos con la misma cantidad de azúcar que de agua.Lo llevamos a ebullición y hervimos durante 4 minutos. Retiramos el cazo del fuego y echamos el aroma de fresa.Lo dejamos enfriar y ya lo tenemos listo para “pintar” nuestro bizcochos con la brocha.

Para el relleno:

  • 250 grms de queso mascarpone
  • 125 grms de yogur griego
  • 75 gmrs de azúcar glass (tamizado)
  • 3 cucharadas de nata
  • Colorante rosa opcional si queremos darle más color

Batimos el yogur con el queso y añadimos el azucar. Añadimos la nata y lo batimos con las varillas unos 5 minutos. Lo metemos en la nevera durante unos 30 minutos para que coja la textura adecuada y podamos cubrir la tarta.

Ya tenemos los bizcochos y la crema y nos podemos poner manos a la obra para montar nuestra tarta.
Pintamos los bizcochos por los dos lados con almíbar (opcional) y ponemos un bizcocho, una lámina de fresas cortadas en filetes finitos y ahora la crema de queso y fresa, con cuidado de que nos quede todo nivelado. Repetimos la misma operación con el otro bizcocho y ahora cubrimos toda la tarta con el resto de crema. En los laterales pasé un cuchillo en sentido vertical para marcar las rayas y en los laterales unos filetillos de fresas naturales.

En la parte de arriba con la manga y una boquilla del 8 hice las bolitas, subiendo un poco el color de la crema de queso con colorante rosa de Wilton.

Y por último la decoración final de la taza de fondant rellena de fresas y flores.

La taza está hecha con fondant blanco de Funcakes. Cortamos una tira muy ancha (del alto que queramos la taza) y unimos los extremos pegándolos con un poco de agua. La podemos cortar con un cortador especial de cintas o bien con un cortapizzas, teniendo cuidado de dejarla más o menos del mismo ancho por todos los lados. Para el asa cortamos una tira más fina de fondat y la rizamos por arriba y por abajo pegándola con agua en la juntura de nuestra taza. Ahora tenemos que dejarla secar , por lo menos de un dia para otro.

Luego pinté ,con pintura dorada color metallic dark gold de Rainbow Dust y pincel, las letras y los dibujos. La ponemos sobre la tarta y la rellenamos con fresas naturale,s echando sirope de fresa encima. Por último hice unas florecitas con fondat blanco y una perlita rosa para el centro y se colocan sobre las fresas.

Los números de cumpleaños están hechos con fondant y decorados con purpurina comestible dorada, pinchados en un palillo que pinchamos a su vez en las fresas.


¡¡Ya la tenemos preparada para poder empezar a hincarle el diente!!
Esta tarta no es nada pesada y no sale demasiado dulce ni empalagosa.La hice para alguien que no le gusta mucho el chocolate ni las cosas excesivamente dulces ni densas (todo lo contrario que a mí, que cuanto más graso y dulce esté todo, mejor que mejor¡¡).

A ver si mañana me encuentro mañana mejor porque la alergia me está matandoooo¡¡

Besos para tod@s
Marisa