Buenas

Hoy os dejo una entrada de cómo hacer una corona con fondant.

En la primera visual al reciente libro de Patricia Arribálzaga  De Cakes Haute Couture , ya le eché yo el ojo a una coronita que estaba decorando un apetecible cupcake de banana con dulce de leche. En mi mente se quedó y utilicé la idea como topper para la tarta de Candela que cumplía un añito.

Primero os dejo foto del resultado y ahora os voy explicando.


Primero os pongo todo lo que vamos a necesitar:

  • Fondant rosa
  • Cortadores de corazón en dos tamaños consecutivos
  • Sello con forma de corazón , de flor o lo que más os guste
  • Colorante rosa en polvo
  • Colorante en polvo dorado
  • unas gotitas de vodka o cualquier licor blanco
  • Pinceles
  • Pegamento comestible

Lo primero que tenemos que hacer es cortar corazones del tamaño más pequeño. Yo utilicé 9, pero haced siempre de más, porque luego alguno siempre sucumbe en el trajín. También tenemos que cortar un corazón del tamaño más grande para la parte central delantera de la corona.

Ahora marcamos con sello los corazones , en sentido contrario al corazón de fondant. En la pieza central marcamos dos  a ambos lados.

Diluimos colorante en polvo dorado (el mío es de Squires Kitchen) en unas gotitas de vodka y con un pincel del nº0 pintamos el interior de los corazones.

Con el colorante rosa en polvo pintamos con un pincel  los bordes sobre todo. En el resto con una simple pasada con lo que quede en el pincel es suficiente.


Tenemos que dejar secar nuestros corazones por lo menos una noche.

Cortamos una tira de fondant rosa suficientemente ancha para que nos quepan los corazones colocados de la manera que veis en la foto.

Marcamos corazones a la misma distancia que nos servirán como guía para pegar luego las piezas que formarán la corona y los pintamos de dorado como hicimos el día anterior.

Ahora tenemos que ponerla a secar sobre una caja circular o similar para que guarde la forma. Yo utilicé un Dummie de corcho donde estaba haciendo las flores que luego coloqué dentro. Os pongo una foto para que veáis.


Ahora ya podemos ir pegando nuestros corazones sobre la pieza circular, aplicando con un pincel pegamento a la tira de fondant y colocándolos sobre ella, presionando ligeramente para que queden bien fijados.

Ponemos el grande en la parte central de la corona y pequeñitos en el resto.

Importante dejarla secar un día entero para que quede todo bien fijado y la forma se mantenga rígida. Cuanto más mejor.

En otra entrada que haré con la tarta os explicaré cómo fijarla bien para que no se nos mueva y se nos suicide en el transporte.

Si os animáis mandadme fotos a facebook, que me encanta verlas

Muchos besos

Marisa