Buenas

Hoy cuelgo la receta de estos dulces estadounidenses originarios de los poblados Amish de Pennsylvania , porque aunque las fotos son bastante lamentables merece la pena probar a hacerlos. Super-ricoooos, me encantaron.


Son bizcochitos redondos que podemos rellenar de los que más nos guste. En esta ocasión van con buttercream de dulce de leche por dentro. Se parecen un poco por la forma y la textura a las famosas conchas de Codan, pero vamos .. donde va a parar un dulce casero hecho por nosotros con “cariño y amor”….
Vamos con los ingredientes:

  • 115 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 grms de azúcar glass
  • 280 grma de harina
  • 225 ml de leche
  • 50 grms de cacao en polvo (no vale nesquik, colacao o similar)
  • 2  cucharaditas y 1/2 de bicarbonato de soda
  • 1 huevo

Primero batimos la mantequilla con el azúcar, añadimos el huevo y seguimos batiendo. A parte tamizamos harina con cacao y bicarbonato y lo echamos a la mezcla. Lo mezclamos bien con una espátula manualmente y vertemos la masa en una manga pastelera con una boquilla circular grande (yo utilizo la que tengo para decorar cupcakes).

Ahora tenemos que ir echando masa formando círculos aproximadamente de 4 cms. Tenemos dos opciones: o bien utilizamos una bandeja de silicona especialmente para whoopies o bien con un papel vegetal puesto encima de la bandeja que meteremos posteriormente en el horno.

Yo , como tenía una de silicona, los hice con ella. Vamos haciendo los circulitos dejando bastante espacio entre ellos (si utilizáis el papel vegetal) porque crecen bastante con la cocción. Las bandejas de silicona tienen delimitados los círculos, así que si las utilizáis no tenéis que preocuparos por esto.


Los metememos en el horno y no tardarán demasiado en hacerse. Normalmente unos 10 o 15 minutos. Los podemos pinchar para comprobar. Los sacamos, los dejamos enfriar y los desmoldamos para pasar al proceso del rellenado.
Se pueden rellenar de cualquier cosa que se os ocurra, desde mermelada hasta cualquier crema o buttercream. Yo opté por buttercream de dulce de leche que hice con:

  • 150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grms de azucar glass o icing sugar (mejor esta última opción porque es más fina y se notarán menos el azucar)
  • 3 cucharadas de dulce de leche
  • 60 ml de leche

Batimos mantequilla y azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y de color clarito. A parte con la “turmix” mezclamos la leche con el dulce de leche y lo incorporamos a la mantequilla batida con el azúcar. Batimos con las varillas unos 5 minutos y la lo tendremos listo.

Ahora rellenamos entre “concha” y “concha” con la mezcla.


Para terminar fundí chocolate con sabor a toffee de la marca Renshaw. Vienen en bolsitas de 200 grms y sólo hay que fundirlos en el micro siguiendo las instrucciones. Una vez fundido lo echamos sobre el whoopie  (yo lo hice con un biberón) y encima eché azúcar color dorado.
Ya tendríamos los whoopie pies preparados para poder ser zampados. Duran unos tres días más o menos, porque ya a partir de esa fecha el bizcocho se endurece más y no está tan tierno. No hace falta meterlos en la nevera a no ser que los rellenéis de nata o similar, lo que os obligará a meterlo en la nevera para que no se os eche a perder.


Hasta aquí la entrada de hoy.
Siento las fotos tan pésimas pero los hice en invierno y por la noche y la luz no acompañaba nada de nada. Pero merece la pena que probéis a hacerlos porque salen superbueeeenoooos.
Muchos besos para tod@s
Marisa