Mil gracias por tu visita y ¡¡Vuelve pronto!!. Aquí te espero…..

Archivo de la categoría: Decoración no comestible

Buenas

En plena Semana Santa ya, os traigo estos huevos de pascua decorados. Este año he publicado dos opciones de huevos de Pascua a falta de una.

Estos son más tradicionales que los anteriores porque están todos rellenos de chocolate, como las típicos huevos de Pascua de toda la vida de Dios, pero os tengo que decir que a mí me gusta más la otra receta que os colgué hace unos días que es esta.

Huevos de pascua decorados de chocolate
Vamos con el paso a paso para poder hacerlos, pero es muy fácil y no tiene mucha complicación.
Primero tenemos que vaciar los huevos, haciendo dos agujeritos pequeñitos en la parte superior e inferior del huevo crudo.
Una vez hechos soplamos por uno de los lados hasta conseguir sacar todo el huevo por el otro lado. El huevo lo guardamos para hacer una tortilla os similar (hay que aprovechar todo siempre).

Huevos de pascua decorados
Una vez bien vacíos ponemos en un vaso lleno de agua un chorrito de vinagre y un poco de colorante del color elegido. En mi caso fueron dos vasos, uno con color verde y otro con color morado. Dependiendo de la cantidad de colorante que pongáis el huevo se os teñirá más o menos y conseguiréis colores más intensos o menos.

Para hacer las rayas y las lunares tendréis que poner papel adhesivo blanco de la forma que queráis dejar impresa sobre el huevo antes de sumergirlos en el agua teñida. Cuando ya estén teñidos, retiramos el huevo del agua y a  continuación quitamos los adhesivos, debajo de los cuales no habrá cogido el color y quedarán las siluetas de las formas que hayáis elegido.

Huevos de chocolate de pascua decorados
Ahora nos toca rellenar los huevos de chocolate. Primero hacemos uno de los agujeros más grande para que nos quepa la boquilla de un biberón y tapamos el otro con una pegatina o similar, para que no se nos salga el chocolate conforme lo vamos echando por el lado contrario. Derretimos bien el chocolate y una vez lleno el biberón rellenamos el huevo hasta arriba, asegurándonos de que queda bien lleno.

Huevos de pascua de chocolate decorados
Dejamos que el chocolate de endurezca del todo para pasar luego a decorarlos. Yo los tuve una noche entera.
Primero quité la pegatina que había puesto para que no se me saliera el chocolate y ahora con un rotulador comestible dibujé las flores y formas elegidas. A continuación con un pincel mojado en mantequilla derretida fui pintando las zonas donde quería que quedara fijada la purpurina comestible. Con la mantequilla aún húmeda y con un pincel puse la purpurina en las flores, los lunares y el corazón.

huevos de chocolate decorados
Para comerlos sólo tenemos que romper la cáscara del huevo como si fuera un huevo cocido y pegarle un mordisco.
Aquí tenéis una decoración más para la Pascua de esta Semana Santa.

Huevos decorados de Pascua de chocolate
Me temo que voy a tener que estar un poco desconectada durante unas semanas por causa de fuerza mayor, pero de vez en cuando seguiré publicando cositas, cuando encuentre un huequito para hacerlo y el ánimo me lo permita……
Tengo pendientes dos recetas que tengo que colgar sí o sí porque están de muerte y quiero que las probéis. Os van a encantar.

Mil besos a todos y mil gracias por estar aquí (como siempre). ¡¡Madre mía qué poquito queda para pasar de las 50.000 páginas vistas en el blog!!, y hasta Mayo no celebraremos su primer cumpleaños, para el que tendremos sorpresa segura.

Marisa Supertartas Caseras


Buenas

Volvemos a los cupcakes, así que os dejo hoy la receta de estos de nata con merengue suizo de avellana.
El sabor de la avellana en los dulces me recuerda al helado de idem que mi hermana siempre se pedía en la heladería argentina que había debajo de casa. Yo los prefería de coco o de café pero mira,  ahora me los pido siempre de caramelo (con mucho chocolate derretido por encima…..). Creo que tengo un poco de adicción…… es un sabor de Hägenn Dazs que tiene tropenzoncitos caramelizados…. no sé bien como se llama…. Espero que no me lo quiten de circulación como hicieron con el Capuccino Commotions…. ¡¡Aun sigo traumatizada!!,  y pregunto de vez en cuando a la “heladera” si algún día volverá…… No pierdo la esperanza.

Os dejo una primera foto que me enrollo……

Cupcakes de nata y avellana con muñecas recortables
La masa queda muy suavecita y eso que tuve que utilizar aceite de oliva virgen porque alguien había acabado el de girasol y no lo había apuntado en la lista de la compra, con lo cual no se compró……. Gran rebote cuando fui a cogerlo…..

Vamos con los ingredientes de la masa:

  • 175 grms de harina
  • 125 grms de azúcar
  • 125 grms de aceite. Yo utilicé de oliva y quedaron superbuenos, pero si preferís podéis ponerlo de girasol. Supongo que quedarán aún más suaves.
  • 80 grms de nata fresca. Si no tenéis podéis sustituirla por 50 o 60 mls de nata líquida.
  • 1/2 sobre de levadura
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • Esencia de avellana (opcional). Yo utilicé la de Deco Relief.

Cupcakes de nata con avellana
Primero batimos los huevos con el azúcar y cuando esté bien mezclado le echamos la esencia.En forma de hilo vertemos el aceite sin dejar de remover. Ahora le toca el turno a la nata. Integramos todo bien y por último la harina mezclada con la levadura. Esta vez removemos con la espátula para que no se baje la masa y nos quede más esponjosa.

Una vez llenas las cápsulas los metemos al horno precalentado a 180º. Los tendremos unos 20 minutos o hasta que el palillo salga seco cuando los pinchamos. Los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cupcakes de nata y avellana
Una vez fríos los decoramos con el merengue suizo. Esta vez he utilizado la receta con Albúmina de Ivana de Cupcakes a Diario y sale estupendo.
Vamos a necesitar:

  • 9 grms de albúmina en polvo
  • 65 grms de agua templada
  • 80 grms de azúcar blanca
  • 200 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharas soperas de leche
  • 3 cucharadas soperas bien llenas de pasta de avellana (yo la compré en Carrefour). Si os gusta menos fuerte echad una cucharada menos.

Cupcakes de nata y avellana
Primero mezclamos albúmina con el agua y lo dejamos reposar unos 15 minutos. Tendremos que volver a remover para quitar los grumos que nos encontremos.
Lo echamos a un bol de metal y añadimos el azúcar, calentándolo al baño maría para que el azúcar se nos vaya deshaciendo. Tiene que estar a fuego lento y vamos batiendo mientras se calienta. En cuanto no notemos los granitos de azúcar en la mezcla (lo notamos tocándolo con los dedos), porque ya se hayan disuelto, lo retiramos del fuego.

Cupcakes de nata con avellana
En el mismo bol montamos el merengue con textura firme. Cuando esté lo pasamos a otro bol y añadimos poco a poco la mantequilla en daditos batiendo con las varillas a velocidad baja. Parece que se corta pero tenéis que seguir mezclando hasta conseguir una crema suave.
Ahora añadimos la pasta de avellana al gusto. La integramos en la crema y lo tenemos listo. Podéis meterlo en la manga para decorar.

Cupcakes de nata con avellana
Utilicé una boquilla de estrella cerrada, decorando desde fuera del cupcake hacia dentro.
Como toppers puse unas pegatinas que tenía de muñequitas recortables, como con las que jugaba cuando era pequeña. Siempre me han encantado. Como el fondo era tranparente las monté sobre cartulina blanca y les puse un palillo para poder pincharlas sobre el cupcake.
Estas las compré hace tiempo en una tienda chulísima en la que suelo comprar. Tarda un poco porque el pedido tiene que pasar aduana y toda la pesca pero siempre llega todo perfecto. Os dejo el enlace por si queréis cotillear: Yozocraft.

Cupcakes con muñecas recortables
Hoy ha sido larguito…. Espero que no os haya aburrido.
A probar la receta y me contáis!
Como siempre millones de besos para todos
Marisa



A %d blogueros les gusta esto: