Mil gracias por tu visita y ¡¡Vuelve pronto!!. Aquí te espero…..

Archivo de la categoría: Cake pops y Whoopie pies

Buenas!!

Esta semana, que es de Pascua, os dejo una receta para hacer huevos de chocolate rellenos de nubes caseras de frambuesa. No es nada complicado y los ingredientes los podéis encontrar en cualquier “súper” ,así que no tenéis excusa. Además a los niños les encantarán.

Huevos de chocolate relleno de nubes caseras
Lo primero que tenemos que hacer es preparar nuestros huevos de chocolate,que rellenaremos con las nubes. Necesitamos moldes de silicona en forma de huevo de pascua. Haremos mitades de huevos de chocolate y una vez rellenos sólo tendremos que unirlos con chocolate derretido.

Derretimos el chocolate para fundir , negro o con leche ( como más nos guste), y lo vertemos dentro de los moldes de silicona. Una vez rellenos los vaciamos sobre un bol. Tenemos que dejar en los huevos el suficiente chocolate para que nos quede una capa gruesa y no se nos rompa al desmoldar. Si es demasiado fina repetimos el proceso. Los volvemos a rellenar y los volvemos a vaciar. Ya tendremos la capa de chocolate más gordita.

Los llevamos a la nevera hasta el momento de rellenarlos con nuestras nubes.

Huevos de pascua de chocolate rellenos de malvavisco
Ingredientes para elaborar las nubes caseras:

  • 15 grms de pasta de frambuesa. Utilicé Home Chef. Si quereis más sutil el sabor podéis añadir algo menos,porque estas pastas “saborizan” un montón.
  • 80 grms de agua
  • 50 grms de miel
  • 240 grms de azúcar
  • 15 grms de gelatina neutra en láminas
  • 100 grms de clara de huevo

Ponemos la gelatina en remojo con agua fría durante 5 minutos y luego la escurrimos bien y reservamos.

En un cazo calentamos la pasta junto con el agua, la miel y el azúcar. No tenemos que dejar que hierva, sólo que se deshaga bien el azúcar con el calor. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Removemos para que se integre todo bien.

Huevos de pascua de chocolate rellenos de malvavisco
Montamos las claras con una batidora pero a velocidad media-baja y vamos añadiendo poco a poco la mezcla anterior  de frambuesa y gelatina aumentando la velocidad de la batidora.

El malvavisco irá subiendo y espesando mientras se enfría. Es la hora de sacar los huevos de chocolate de la nevera para desmoldarlos. Recién sacados os será fácil.

Colocamos todas las mitades de los huevos boca arriba y vamos rellenándolas con el malvavisco asegurándonos de que no esté caliente para que no se nos funda el chocolate. Alisamos las superficies para que queden lo más planas posibles y poder unirlos luego bien.

Una vez que tenemos todas nuestras mitades terminadas las llevamos a la nevera durante un par de horas para que termine de cuajar la nube con el frío.

Huevos de pascua de chocolate y nubes
Importante: Una cosa que hay que tener en cuenta y yo no tuve…. es ponerse unos guantes de látex o similar para manipular los huevos de chocolate, porque al tocarlos, con los dedos pierden su brillo y se quedan opacos al contacto con el calor de las manos.
Una vez pasado el tiempo los sacamos de la nevera y derretimos un poco de chocolate para unir las dos mitades de cada huevo. Esperamos a que solidifique y luego con un cuchillo mojado en agua caliente podemos quitar las imperfecciones de las uniones para que nos queden más uniformes.

Chocolate easter egg malvavisco
Si queréis añadir colorante al malvavisco lo tenéis que hacer una vez que tengáis todos en la batidora y empiece a subir. Yo no le eché nada de colorante. Es el color natural con la pasta de frambuesa de Home chef.

Podéis cambiar el sabor del malvavisco por cualquier pasta del sabor que más os guste. Hay miles de posibilidades!!

¡¡Pasad unas estupendas vacaciones de Pascua!! y por aquí nos veremos ya a la vuelta.

El sorteo del cumpleblog en la pagina de Facebook sigue abierto hasta el 02 de Mayo, día que sabremos quién disfrutará de ese maravilloso taller de tartas perfectas de La Tallerería.

Miles de besos!!! y gracias por vuestra grata compañía!!

Firma Marisa Supertartas

 


Buenas

Hoy vengo a desvelar el misterio de los huevos de Pascua que hice el otro día y que son 100% comestibles, pero que a su vez llevan 0% de huevo y 0% de tiempo de cocción. No han pasado por ningún horno ni similar.

Huevos pascua con chocolate y cacahuete

Primero vamos a revelar los ingredientes que necesitaremos para hacerlos:

  • 75 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 grms de mantequilla de cacahuete
  • 60 grms de azúcar blanca
  • 100 grms de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 125 grms de harina
  • 100 grms de gotas de chocolate negro o con leche (a gusto)
  • 250 grms de gotas de chocolate blanco

Como véis chocolate sí que lleva, tanto por dentro como por fuera. El chocolate oscuro es para el interior y como cobertura utilicé el blanco, aunque para los huevos morenos lo teñí con colorante especial para chocolate de color rojo.

Huevos de pascua de cacahuete y chocolate
Ahora vamos a las “instrucciones” de fabricación. No tiene ningún misterio y para el que le guste el cacahuete como a mí….. y además el chocolate….

Primero tenemos que batir bien la mantequilla con la mantequilla de cacahuete, azúcar blanco y azúcar moreno hasta que quede cremoso y aumente de volumen.

Añadimos la leche con la vainilla y mezclamos bien. Ahora echamos la harina y por último las gotas de chocolate. Tenemos que amasar con las manos hasta conseguir una bola de masa, que envolveremos en papel film y llevaremos a la nevera durante un par de horas.

Huevos de pascua de chocolate y cacahuete
Sacamos nuestra bola de la nevera y vamos cogiendo pequeñas porciones de masa para ir formando con las manos los huevos. Primero hacemos una bola y con las palmas estrechamos uno de los lados para conseguir la forma ovalada.
Para que os hagáis una idea antes de bañarlos tienen que quedar una cosa así. Estos son todos los huevos que me salieron a mí con las cantidades que os he dado.

Huevos de pascua con chocolate
Una vez formados los huevos los llevamos otra vez a la nevera porque de haberlos “manoseado” se habrán vuelto a templar y lo que nos  interesa es que estén bien fríos para el baño de chocolate. Yo los tuve otras dos horas más antes de empezar su baño.

Huevos de pascua de chocolate y cacahuete
Derretimos el chocolate blanco.Para conseguir los huevos morenos añadí un poco de colorante rojo especial para chocolate. Ojo!!, si utilizáis colorante en gel o en pasta normal , que no tiene base de aceite, echaréis a perder el chocolate.
Mejor echad poco e id viendo el color que cogen. No hace falta mucha cantidad para conseguir poner morenos a los huevos.

Con un palillo de brocheta pinché cada huevo por la parte de abajo y fui bañándolos en el chocolate con movimientos envolventes circulares, escurriendo bien el chocolate sobrante sin dejar de dar vueltas al huevo sobre sí mismo.

Mejor dejad los huevos en la nevera e id cogiendo de uno a uno cada vez que los vayáis a bañar. Si los sacáis todos fuera irán cogiendo temperaratura ambiente y luego es mucho más complicado darles el baño.

Huevos de pascua caseros de chocolate y cacahuete
Una vez bien bañados los dejamos sobre una rejilla sacando el palillo por abajo. Dejamos enfríar bien para que el chocolate se endurezca y ya los tendremos listos para hincarles el diente.

Una vez el huevo abierto veréis una cosa así:

Huevo casero de pascua con chocolate y cacahuete
La mitad que falta me la comí yo y lo peor es que luego me comí la otra mitad. Por experiencia, mejor hacer los huevos tamaño mini, tipo codorniz, porque yo me zampé un huevo entero y me quedé como una boa constrictor.

Huecos de pascua de chocolate y cacahuete
La huevera conejito la compré en Tiger. Cada vez que entro en esa tienda me vuelvo loca. Cesta llena=20 € y sales con una de cosas……..

Tengo otros huevos preparados para esta pascua… A ver si me da tiempo a enseñároslos…..

Mil besos para todos

Marisa Supertartas Caseras


Buenas

Hoy traigo la receta de uno de mis dulces preferidos: bolas de coco envueltas en chocolate. ¡¡Me encantan!!

En Navidad siempre hay mogollón por los super, pero fuera de temporada es más complicado encontrarlos. Así que con este receta ese tema lo solucionamos y nos zampamos unos coquitos horneados por nosotros mismos.

Bolas de coco con chocolate
No tiene complicación en la preparación y los ingredientes son muy fáciles de encontrar.
Necesitaremos sólo:

  • 250 grms de coco rallado
  • 250 grms de azúcar
  • 3 huevos
  • chocolate para cobertura ( yo lo compro en lágrimas a granel)

Coquitos con chocolate
Lo primero que tenemos que hacer es mezclar en un bol el coco con el azúcar. Vamos añadiendo los huevos uno a uno, mezclando bien antes de cada incorporación.
Ahora dejamos reposar por lo menos dos horas para que el coco se rehidrate bien.

Bolas de coco con chocolate
Formamos bolitas con las manos, del tamaño que queramos.¡¡ Ojo luego con el tiempo de horneado !!. A mayor tamaño más tiempo, pero si las hacemos pequeñas y las dejamos demasiado se nos secarán por dentro. Tendremos que prensar la masa bien con nuestras manos. Ya os aviso que es superpringosa. Se os quedará pegada en las manos, cuanto más la prenséis más fácil será de manejar.

Yo las hice de un tamaño “majo”. Tenéis la referencia con las lágrimas de chocolate, para que os hagáis una idea.

Bolas de coco con chocolate
Precalentamos el horno a 200 º y metemos nuestras bolitas, una vez que ha tomado temperatura. Mejor poner un papel vegetal sobre la bandeja del horno para que luego sea mejor despegarlas.
Se trata de que las bolas se doren por fuera pero se queden húmedas por dentro y no se sequen. Como cada horno es un mundo tened cuidado para no pasaros y no se os sequen por dentro.
Yo las dejé unos 14 minutos. Por fuera tienen que quedar duritas como con una costra tostada y por dentro que no se sequen.

Bolitas de coco con chocolate
Las sacamos del horno y las dejamos enfriar antes de empezar a bañarlas.

Yo fui pinchando con un palillo la parte inferior (donde estaba apoyada) de cada bola y bañándola bien en el chocolate derretido. Importante meterlas siempre en posición horizontal en relación al bol. Si no caerán dentro  , quedarán atrapadas en el chocolate y probablemente mueran ahogadas………

El chocolate lo fundo en un bol en tres tandas de microondas. Caliento, remuevo, vuelvo a calentar, vuelvo a remover y una tercera vez hasta que las lágrimas están totalmente fundidas y el chocolate tiene un aspecto brillante y homogéneo.

Bolitas de coco con chocolate
No podemos tocar las bolas una vez bañadas porque dejaremos todos nuestro dedos marcados, así que las fui poniendo en una bandeja de rejilla metiendo el palillo por la parte de arriba y apoyando la bola sobre ella. Luego sacamos el palillo por abajo y listo.

En una media hora más o menos las tendremos ya sequitas, y listas para ser zampadas.

Ojo con meter las bolas de coco en la nevera antes de bañarlas. Si están muy frías es posible que el chocolate se nos cuartee en contacto con el frío de la bola. Mejor que estén a temperatura ambiente o un poco frías pero no demasiado….

Cocos con chocolate
Esta receta ha sido conseguida por transmisión oral, durante las horas tediosas de mi trabajo. ¡¡Gracias Paqui!!
Os van a encantar y son tán fáciles de hacer….. Han sido un visto y no visto.
Mil besos para todos
Marisa


Buenas

Esta es una de las cosas que tenía en mente para el 2013. Llevaba tiempo pensando en hacer una cabecera nueva como imagen del blog. Y por fin está aquí encima de mis palabras de hoy………Estoy encantada con ella. Desde aquí te quiero dar las gracias Noelia por haberla creado para mí.

Lo que tenía claro es que quería una muñequita como tema central (ya sabéis que me encantan). Así,que me puse a buscar a alguien que me pudiera hacer lo que quería.Y ,buscando, buscando,  de repente,  aparecieron en el ordenador antes mis ojos un montón de muñecas a cada cual más bonita. Así es como encontré el precioso mundo de Mundoblankita (Os dejo el enlace por si queréis conocer más acerca de ella y su trabajo). En seguida me puse en contacto con ella, que accedió a ayudarme para dar forma a mi pequeño proyecto y yo encantada.

Le solté un montón de ideas y de cosas que me gustaban y me cazó a la primera.  Después de unas cuantos bocetos, modificaciones y retoques…… nació la “criatura”. Espero que os guste tanto como a mí. Ya me diréis…… Creo que deberíamos de bautizarla no? Podéis contribuir y dar ideas… por ahora no he encontrado la inspiración “nominal”.

Dicho esto os voy a presentar la receta de hoy y como llegué a ella:

El otro día estaba yo en Hipercor comprando una cosas y de repente aparecieron ante mis ojos unos moldes de silicona para hacer helados. Y eso que no iba buscando yo nada de repostería…. pero los ojos siempre se van donde no deben…. Rauda cogí la cajita, miré las instrucciones de uso y ,mira por donde, aguantaban los susodichos moldecitos hasta una temperatura de 230 grados.

Como yo, ya los vi metiditos en mi horno rellenos de una jugosa masa, no pude por menos que traérmelos para casa….  Y esto es lo que salió de los moldes una vez horneandos.

Bombón helado de bizcocho
Genial para los niños y se pueden hacer del bizcocho que más os guste. Luego sólo hay que bañarlos en chocolate y dejarlo solidificar.
Yo elegí bizcocho de plátano porque tenía un plátano supermaduro que empezaba a ennegrecer y no quería tirarlo. Esta masa también os serviría para hacer cupcakes.
Ingredientes que vamos a necesitar para 4 helados, que son los moldes que vienen en la caja:

  • 45 mls de leche
  • 65 grms de matequilla a temperatura ambiente
  • 125 grms de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 1 plátano maduro pequeño o 1/2 de un plátano grande
  • 125 grms de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura

Chocolatina rellena de bizocho
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee. Ahora añadimos el huevo y mezclamos bien. Después incorporamos el plátano bien machacado y lo integramos a la mezcla anterior. Ya sólo queda echar la harina mezclada con la levadura y remover con una espátula mejor.

Vertemos la mezcla en nuestros moldes con cuidado de no llenarlos hasta arriba porque la masa sube. Insertamos el palito de madera , vienen incluidos junto a los moldes, por el agujero para este fin y los metemos en el horno precalentado a 180 grados.

Después de 20 minutos aprox (pinchamos con palillo para comprobar) los tendremos hechos. Los sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar.

Helado bombón de bizocho
Yo no le puse ni mantequilla ni desmoldante a los moldes y salieron los cuatro fenomenal.

Ahora sólo nos queda bañar los bizcochos en chocolate. Yo utilicé chocolate con leche. Lo compro en lágrimas al peso y tengo un vicio con él….. Es chocolate de fondue así que no os digo como está…… Tengo un maravilloso proveedor personal que me los lleva al trabajo cada vez que necesito (gracias Antonio).  Lo hay de chocolate blanco, con leche y negro. El mejor para mí, el con leche….. se parece al que me como siempre derretidito sobre de mi helado en Häagen Dazs, mmmhhhhhh…

Bizcocho con palo de polo bañado en chocolate
Derretimos el chocolate en una vaso ancho largo, donde nos quepa el helado de pie. Una vez derretido metemos sin miedo el helado. No se desprende porque después del horneado está bien pegadito. Lo sacamos y dejamos escurrir bien el chocolate (siempre de lado y dándole vueltas) hasta que no gotee. Lo pinchamos en un trozo de porespán o similar hasta que se solidifique del todo y , ¡listo!.

Podéis probar a hacerlo con la receta de bizcocho que más os guste y la cobertura también puede ser del chocolate que prefiráis.

Ya me han pedido hacer una variante de sabores porque en casa les encantó.
Una foto una vez hincado el diente:

Polo de bizcocho con chocolate
Animaos a probar porque no se tarda nada y está de muerte. Tengo que decir que un polo entero me parece una barbaridad, teniendo en cuenta que yo como más bien poco (aunque aquí más de uno se lo trincó).

Miles de besos para todos y miles de gracias por estar aquí conmigo.

Marisa


Buenas

Hoy cuelgo la receta de estos dulces estadounidenses originarios de los poblados Amish de Pennsylvania , porque aunque las fotos son bastante lamentables merece la pena probar a hacerlos. Super-ricoooos, me encantaron.


Son bizcochitos redondos que podemos rellenar de los que más nos guste. En esta ocasión van con buttercream de dulce de leche por dentro. Se parecen un poco por la forma y la textura a las famosas conchas de Codan, pero vamos .. donde va a parar un dulce casero hecho por nosotros con “cariño y amor”….
Vamos con los ingredientes:

  • 115 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 grms de azúcar glass
  • 280 grma de harina
  • 225 ml de leche
  • 50 grms de cacao en polvo (no vale nesquik, colacao o similar)
  • 2  cucharaditas y 1/2 de bicarbonato de soda
  • 1 huevo

Primero batimos la mantequilla con el azúcar, añadimos el huevo y seguimos batiendo. A parte tamizamos harina con cacao y bicarbonato y lo echamos a la mezcla. Lo mezclamos bien con una espátula manualmente y vertemos la masa en una manga pastelera con una boquilla circular grande (yo utilizo la que tengo para decorar cupcakes).

Ahora tenemos que ir echando masa formando círculos aproximadamente de 4 cms. Tenemos dos opciones: o bien utilizamos una bandeja de silicona especialmente para whoopies o bien con un papel vegetal puesto encima de la bandeja que meteremos posteriormente en el horno.

Yo , como tenía una de silicona, los hice con ella. Vamos haciendo los circulitos dejando bastante espacio entre ellos (si utilizáis el papel vegetal) porque crecen bastante con la cocción. Las bandejas de silicona tienen delimitados los círculos, así que si las utilizáis no tenéis que preocuparos por esto.


Los metememos en el horno y no tardarán demasiado en hacerse. Normalmente unos 10 o 15 minutos. Los podemos pinchar para comprobar. Los sacamos, los dejamos enfriar y los desmoldamos para pasar al proceso del rellenado.
Se pueden rellenar de cualquier cosa que se os ocurra, desde mermelada hasta cualquier crema o buttercream. Yo opté por buttercream de dulce de leche que hice con:

  • 150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grms de azucar glass o icing sugar (mejor esta última opción porque es más fina y se notarán menos el azucar)
  • 3 cucharadas de dulce de leche
  • 60 ml de leche

Batimos mantequilla y azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y de color clarito. A parte con la “turmix” mezclamos la leche con el dulce de leche y lo incorporamos a la mantequilla batida con el azúcar. Batimos con las varillas unos 5 minutos y la lo tendremos listo.

Ahora rellenamos entre “concha” y “concha” con la mezcla.


Para terminar fundí chocolate con sabor a toffee de la marca Renshaw. Vienen en bolsitas de 200 grms y sólo hay que fundirlos en el micro siguiendo las instrucciones. Una vez fundido lo echamos sobre el whoopie  (yo lo hice con un biberón) y encima eché azúcar color dorado.
Ya tendríamos los whoopie pies preparados para poder ser zampados. Duran unos tres días más o menos, porque ya a partir de esa fecha el bizcocho se endurece más y no está tan tierno. No hace falta meterlos en la nevera a no ser que los rellenéis de nata o similar, lo que os obligará a meterlo en la nevera para que no se os eche a perder.


Hasta aquí la entrada de hoy.
Siento las fotos tan pésimas pero los hice en invierno y por la noche y la luz no acompañaba nada de nada. Pero merece la pena que probéis a hacerlos porque salen superbueeeenoooos.
Muchos besos para tod@s
Marisa


Buenas

Esta es una de las manera de las que podemos aprovechar el bizcocho que nos ha sobrado después de hacer una tarta.


Si tenemos sobrante de bizcocho no tenemos más que desmigarlo en un cuenco con las manos y le añadiremos buttercream o crema de queso,o nocilla, o cualquier crema que tenemos a mano.
Si no tenemos sobrante, esta receta os vale para hacer el bizcocho que luego bañaremos en chocolate.

  • 110 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 grms de ázucar
  • 110 grms de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura
  • 6 cucharadas de leche
  • podéis añadir si queréis aroma de vainilla o del que prefiráis.

Mezclamos mantequilla +ázucar. Ahora añadimos los huevos uno a uno. No añadimos el siguiente hasta que el anterior no esté totalmente integrado. Añadimos la leche y batimos. Le toca a la levadura mezclada con la harina. Mezclamos pero sin pasarnos, porque la masa tiene que quedar como hueca, con aire dentro, y si nos pasamos de mezclar bajaremos la masa y el bizcocho no quedará tan esponjoso. Ya sólo queda añadir la esencia que prefiráis. Lo echamos al molde y tendréis que dejarlo unos 20 o 25 minutos, pero como cada horno es un mundo, mejor mirarlo pinchando el clásico cuchillo, o similar, hasta que salga seco.

Yo esta vez hice una buttercream de vainilla que se hace con:

  • 125 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 175 grms de azucar glass tamizada
  • extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de nata

Mezclamos todo menos el azúcar. Cuando ya está todo perfectamente integrado echamos la mitad del azúcar , mezclamos y luego la otra mitad. Esta receta creo recordar que la saqué del blog de Alma, pero como hace ya mucho tiempo no recuerdo yo bien.

Tenemos que ir echando poco a poco la crema que hayamos hecho en el bol con nuestras migas y mezclándola con las manos hasta que la masa quede compacta pero no se nos pegue. Cogemos pequeñas porciones y vamos haciendo bolitas del tamaño que queramos.

Cuando tengamos todas nuestras bolitas hechas tienen que ir a la nevera más o menos una horita para que se enfríen y pongan firmes.

Llega el momento de empezar a derretir el chocolate. Podéis utilizar un chocolate normal de fundir pero lo suyo es utilizar los famosos Candy Melts, porque solidifican mucho antes al contacto con la bola. Os pongo una foto para que los identifiquéis aunque estos son amarillos y yo los utilicé en rojo. Es chocolate teñido de colores y con distintos sabores.


Sólo tenemos que echar los candy melts en un cuenco y derretirlo en el micro pero muy bajo y sacando cada minuto para remover, así evitaremos pasarnos y que se nos queme.
Cogemos palitos para piruletas y metemos una de las puntas en el chocolate derretido. Ahora metemos esa punta en la bolita y la pichamos por la otra punta en una trozo de “porespán”, “corcho”, caja de zapatos o cualquier soporte que nos puede valer para ir pichando todos los cake Pops.
Sólo nos queda coger nuestro bolita de bizcocho y sumergirla en el chocolate derretido. Al sacarla la ponemos en posición horizontal y la giramos sobre sí misma para que vaya cayendo en el bol el chocolate que sobre. Si la queremos decorar es el momento (antes de que nos solidifique la cobertura). Yo eché unas bolitas de colores de caramelo en un cuenco pequeño y puse en contacto la bola para que se quedaran adheridas. Pinchamos el cake pop en nuestro soporte y esperamos a que se seque.


Este sería el resultado.
Ahora sólo nos queda repetir la misma operación para acabar con todas las bolas que tengamos preparadas.
Exiten unos moldes en 3D muy chulos que sirven para dar forma a los cake pops. Los hay con forma de Cupcake, de corazón y de alguna cosa más. En todas las tiendas del directorio del blog (donde compro yo) los venden.Por ahora no tengo ninguno así que no tengo ejemplo palpable para que veáis como queda. También venden soportes exclusivos para este fin pero cualquier arreglo casero nos va a hacer el mismo servicio y son bastante caros para el uso que se les da.


Besos para tod@s
PD. ¡¡Qué contenta estoy que ya ha llegado el verano y el calor¡¡¡ El viernes me voy a la plaaayaaa y ya queda menos para las vacaciones¡¡
Marisa



A %d blogueros les gusta esto: