Buenas

Hoy traigo la receta de uno de mis dulces preferidos: bolas de coco envueltas en chocolate. ¡¡Me encantan!!

En Navidad siempre hay mogollón por los super, pero fuera de temporada es más complicado encontrarlos. Así que con este receta ese tema lo solucionamos y nos zampamos unos coquitos horneados por nosotros mismos.

Bolas de coco con chocolate
No tiene complicación en la preparación y los ingredientes son muy fáciles de encontrar.
Necesitaremos sólo:

  • 250 grms de coco rallado
  • 250 grms de azúcar
  • 3 huevos
  • chocolate para cobertura ( yo lo compro en lágrimas a granel)

Coquitos con chocolate
Lo primero que tenemos que hacer es mezclar en un bol el coco con el azúcar. Vamos añadiendo los huevos uno a uno, mezclando bien antes de cada incorporación.
Ahora dejamos reposar por lo menos dos horas para que el coco se rehidrate bien.

Bolas de coco con chocolate
Formamos bolitas con las manos, del tamaño que queramos.¡¡ Ojo luego con el tiempo de horneado !!. A mayor tamaño más tiempo, pero si las hacemos pequeñas y las dejamos demasiado se nos secarán por dentro. Tendremos que prensar la masa bien con nuestras manos. Ya os aviso que es superpringosa. Se os quedará pegada en las manos, cuanto más la prenséis más fácil será de manejar.

Yo las hice de un tamaño “majo”. Tenéis la referencia con las lágrimas de chocolate, para que os hagáis una idea.

Bolas de coco con chocolate
Precalentamos el horno a 200 º y metemos nuestras bolitas, una vez que ha tomado temperatura. Mejor poner un papel vegetal sobre la bandeja del horno para que luego sea mejor despegarlas.
Se trata de que las bolas se doren por fuera pero se queden húmedas por dentro y no se sequen. Como cada horno es un mundo tened cuidado para no pasaros y no se os sequen por dentro.
Yo las dejé unos 14 minutos. Por fuera tienen que quedar duritas como con una costra tostada y por dentro que no se sequen.

Bolitas de coco con chocolate
Las sacamos del horno y las dejamos enfriar antes de empezar a bañarlas.

Yo fui pinchando con un palillo la parte inferior (donde estaba apoyada) de cada bola y bañándola bien en el chocolate derretido. Importante meterlas siempre en posición horizontal en relación al bol. Si no caerán dentro  , quedarán atrapadas en el chocolate y probablemente mueran ahogadas………

El chocolate lo fundo en un bol en tres tandas de microondas. Caliento, remuevo, vuelvo a calentar, vuelvo a remover y una tercera vez hasta que las lágrimas están totalmente fundidas y el chocolate tiene un aspecto brillante y homogéneo.

Bolitas de coco con chocolate
No podemos tocar las bolas una vez bañadas porque dejaremos todos nuestro dedos marcados, así que las fui poniendo en una bandeja de rejilla metiendo el palillo por la parte de arriba y apoyando la bola sobre ella. Luego sacamos el palillo por abajo y listo.

En una media hora más o menos las tendremos ya sequitas, y listas para ser zampadas.

Ojo con meter las bolas de coco en la nevera antes de bañarlas. Si están muy frías es posible que el chocolate se nos cuartee en contacto con el frío de la bola. Mejor que estén a temperatura ambiente o un poco frías pero no demasiado….

Cocos con chocolate
Esta receta ha sido conseguida por transmisión oral, durante las horas tediosas de mi trabajo. ¡¡Gracias Paqui!!
Os van a encantar y son tán fáciles de hacer….. Han sido un visto y no visto.
Mil besos para todos
Marisa