Buenas

¡¡Por fin he encontrado hueco para publicar nueva entrada!! Estoy inmersa en el curso de fotografía culinaria con Sonia de ¿A qué saben las nubes? y me tiene absorbido el tiempo. Pero estoy aprendiendo una de cosas… Estoy supercontenta con todo lo que nos está contando y casi acabamos de empezar.

Esta receta me ha encantado porque sólo tiene un leve sabor a menta pero sin pasarse. La combinación chocolate-menta y la chocolate-coco son las que más me gustan con diferencia y la primera en este cupcake está muy conseguida. Ya me contaréis si probáis a hacerlos. Supercremoso el buttercream y con mucho sabor.

Cupcakes chocolate y menta

Llevaba yo tiempo barrutando en hacer algo con esta mezcla y al fin he encontrado el momento. Hay tantas cosas en el tintero esperando salir y que nunca encuentran su momento… Con esta receta ya me he quitado una espinita. A ver si este finde hago algo más de la lista de pendientes, que es tan larga…..

Me encantan los vasitos que he utilizado para estos cupcakes . Los metes en el horno sin más, sin molde ni nada y salen perfectos. Los blancos son mis preferidos, aunque los tenéis de más colores.

Cupcakes de choco-menta
Una vez ,dicho lo cual, pasamos a la receta empezando por los ingredientes de la masa para unos 8 cupcakes. Si queréis más solo tenéis que duplicar las cantidades:

  • 60 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 grms de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 60 grms de harina
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/2 cucharadita de pasta de menta. Yo he utilizado la de Home Chef.
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 cucharada de leche

Primero tenemos que batir bien la mantequilla con el azúcar y cuando esté bien mezclado incorporamos el huevo. Ahora le toca a la harina tamizada junto a la levadura. Removemos a velocidad lenta y sin pasarnos. Añadimos la vainilla y una cucharada de leche, y una vez todo integrado echamos la menta. Ya tenemos preparada la mezcla para llenar nuestras cápsulas.

Cupcakes after eight.
Las tenemos que meter en el horno precalentado a 180º durante unos 20 minutos. Id probando con la clásica táctica de palillo seco una vez que pinchamos nuestros cupcakes. Los ponemos a enfriar sobre una rejilla y cuando ya estén fríos podemos rellenarlos y decorarlos con la buttercream de chocolate y menta, a dos colores.

Ingredientes para el buttercream choco-menta dúo de sabores:

  • 150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 130 grms de icing sugar tamizada
  • 200 grms de chocolate relleno de menta. Yo utilicé el de Mercadona (dos tabletas de 100 grms)
  • 100 grms de nata extragrasa. Siempre compro la de Aldi que está buenísima (yo me la como sola con azúcar=gran pecado pero….)
  • 1 cucharada sopera de pasta de menta. Utilicé al de Home Chef.

Cupcake de chocomenta con buttercream de dos sabores
Lo primero es preparar el chocolate con menta que utilizaremos para la crema, llevando a ebullición la nata y echándola sobre las tabletas de chocolate hechas trocitos. Removemos bien hasta que se funda todo el chocolate y quede todo bien integrado. Reservamos para que se vaya enfriando.

Ahora tenemos que batir muy muy bien la mantequilla a máxima velocidad durante 5 minutos. Añadimos el icing sugar y le “damos” otros 6 minutos más. La mezcla habrá blanqueado y se habrá “esponjado”. Es el momento de separar en dos boles la mezcla. Con uno haremos la crema de menta y con otro la crema de chocolate con menta.

A uno de los boles le añadimos la cucharada de pasta de menta y batimos a máxima velocidad 5 minutos. Mejor id echandola de poco en poco para no pasaros porque tiene un sabor muy fuerte y si nos pasamos ya no tendrá solución. Rellenamos una manga pastelera con la mezcla y reservamos.

Al otro bol le añadimos el chocolate con menta que hemos dejado enfriar y mezclamos unos 5 minutos más. Rellenamos  otra manga con este buttercream.

Cupcakes de chocolate y menta
El paso siguiente es rellenar nuestros cupcakes con el chocolate con menta que nos ha sobrado de hacer el buttercream, haciendo un agujero en medio del cupcake ayudándonos con un descorazonador de manzanas o similar.

Ahora nos toca decorar con el buttercream. Tenemos dos mangas pasteleras llenas de buttercream y lo que tenemos que hacer es cortar las puntas con una tijera. Ahora cogemos una tercera manga vacía que es la que llevará la boquilla y metemos dentro las dos mangas rellenas, que tienen sus puntas ya cortadas. Empezamos apretar y poco a poco nos empezarán a salir los dos colores juntos, uno al lado del otro. Yo he utilizado una boquilla 2D decorando de fuera hacia adentro.

Espolvoreamos con un poco de cacao en polvo, unos granitos de chocolate, unas hojitas de fondant para terminar y ¡¡Listo!!

Cupcakes de chocolate y menta
Todavía tengo pendiente de hacer una entrada con todo lo que he visto y probado en U.S.A este verano y el sorteo con todo lo que traje ya está en marcha en la página de Facebook. Sobre todo el libro me tiene loca….. así que si no habéis participado hacerlo que aún estáis a tiempo. Tenéis hasta el miércoles que viene para poder participar.

Miles de besos para todos

Marisa Supertartas Caseras