Buenas!!

Ya sé que os sonará un poco raro, pero de verdad que el sabor de la remolacha en estos brownies da un resultado….. Quedan muy húmedos por dentro y con un leve sabor a remolacha que combina muy bien con el sabor intenso del chocolate.

Brownie remolacha chocolate
Con esta receta que os voy a dar salen un montonazo, dependiendo del tamaño al que los cortéis, pero hay más o menos como para unas 14 o 15 raciones. Si no queréis hacer tantos, solo tenéis que reducir proporcionalmente las cantidades de los ingredientes.

Vamos con ellos:

  • 100 grms de harina
  • un paquete de remolachas cocidas envasadas (yo utilicé uno de Mercadona que tenía unos 450 grms)
  • 30 grms de cacao en polvo sin azúcar
  • 120 grms de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 grms de chocolate negro para fundir
  • 250 grms de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 huevos

Brownie chocolate-remolacha
Primero precalentamos el horno a 180 grados y engrasamos un molde con mantequilla de unos 15 x 20 cms. Si utilizáis uno más grande os quedarán más finitos y tardarán menos en hacerse. A mí, como veis en las fotos, me quedaron bastante altitos.

Escurrimos bien la remolacha, la trituramos con la “minipimer”  y reservamos. Derretimos el chocolate y lo dejamos templar. En un bol batimos bien este chocolate templado , la mantequilla y la vainilla hasta que nos quede una masa de textura suave.

A parte batimos el azúcar con los huevos hasta que cojan consistencia y palidezcan los pobres. Añadimos la mezcla de chocolate derretido y mezclamos.

Brownie remolacha y chocolate
Ahora le toca a nuestro ingrediente estrella, que teníamos apartado y hecho puré. Lo echamos a la mezcla anterior e integramos todo mezclando con una cuchara de palo o similar.
Solo falta añadir el cacao y la harina, removiendo con la misma cuchara con cuidado.
Vertemos la masa en nuestro molde engrasado y horneamos unos 30 minutos. Por si acaso pinchamos nuestro palillo en el brownie para asegurarnos que está hecho antes de retirarlo.

Brownie chocolate  remolacha
Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar antes de desmoldar. Una vez desmoldado yo corté algunos con un molde de corazón.
A mí me gusta tomármelos templados al poco de salir del horno pero también es verdad que a mí el dulce me gusta caliente. Si no, los podéis enfriar en la nevera antes de servir.

Este ingrediente es bastante sorprendente pero me ha encantado el “regusto” que le da. A los niños no les dije nada y no lo notaron, les encantó. También podéis reducir un poco la cantidad de puré de remolacha para que le dé un toque más sutil ,si queréis que se perciba menos el sabor, pero a mí no me resultó excesivo para nada.

Brownie chocolate y remolacha

Si probáis a hacerlo me contáis.

Gracias por cada comentario que me enviáis y por estar por aquí cada día!!!

Besos

Firma Kokeshi