Mil gracias por tu visita y ¡¡Vuelve pronto!!. Aquí te espero…..

Archivo de la etiqueta: Tarta boda

Buenas

Como el “autodidactismo” tiene bastantes limitaciones y hasta ahora todo lo que he hecho en este mundo reposteril ha sido de esa manera, he decidido empezar a asistir a cursos donde poder ir absorbiendo, absorbiendo y aprendiendo más y más cosas…..

Y que mejor manera de empezar que con un taller de los que imparte la enorme Alma Obregón de Objetivo Cupcake.


Lo primero, deciros que si queréis asistir a alguno de los cursos, lo mejor es estar pendiente de su página de Facebook porque publica la apertura de las reservas y es la única manera de “pillar” plaza. En cuanto salen, al ordenador a mandar el correíto correspondiente y esperar a ver si hemos tenido suerte.

El local es chulo, chulo, con olor a vainilla y a azúcar, y con flores y flores de esas que sabéis que tanto me gustan.

Lo mejor es, que en cuanto entras, parece que estás en casa entre gente conocida. Gracias por esto Alma, hace que los cursos sean superagradables y distendidos. Si a esto unimos la alegría y vitalidad que tiene, pues ya no te quiero ni contar. Se te pasa el día en un “Pis Pas” y además sales habiendo aprendido un montón de cosas que no sabías al cruzar la puerta de entrada.

Nos enseñó a nivelar los bizcochos,hacer el relleno de buttercream, cubrir la tarta y forrarla con fondant, montar los pisos y por último a decorarla con una peonía y glasa.

También he aprendido a forrar dummies o tartas falsas, que nunca lo había hecho hasta ahora.


Otra de las cosas que he sacado en claro del curso es que tengo que tener uno de esos bichitos rosas que véis en la mesa mientras Alma nos alecciona.Madre mía ¡Qué gozada! y yo con mi batidora-amasadora manual… Argggg¡

Una cosa más cosa superpositiva es la gente tan maja que conoces, con la que compartes un día entero hablando de las cosas que más te gustan.

Aquí tenéis la foto con todas las tartas que hicimos cada una de nosotras. Chulas , chulas eh??


Tengo que dar también las gracias a Mavi, la madre de Alma, que pacientemente iba recogiendo y preparándonos los “archiperres” para que pudiéramos seguir trabajando en el taller y ayudándonos en todo lo que podía.

El resultado final de mi tarta os lo enseñó ahora en unas cuantas fotos.

Animaos porque no os arrepentiréis, es más, seguro que volveréis, como yo, que ya tengo reserva para el taller de flores. ¡¡Bieeen!!


Me parece que ahora voy a tener que buscar un curso de decoración con manga pastelera….


Cómo véis ya empiezan a salir los stands que me apañé yo hace tiempo. A ver si cuelgo la entrada con el tutorial de cómo hacerlos (que lo tengo pendiente).


Alma, un placer conocerte. Nos volveremos a ver (muy pronto) y habrá otra entrada con todo lo que me enseñes.


Muchas gracias a todos por estar aquí. Cada vez somo más y ¡¡¡me hace una ilusión!!!
Muchos besos para tod@s
Marisa


Buenas

Hoy un post de la tarta de novios. Las fotos , antes de empezar, ya aviso que están francamente mal porque no había luz y no tuve tiempo de hacer fotos de día, pero menos es nada así que hay que conformarse….

Ahí va la primera…. claramente falta de luz (lo sé). Además “mi asesor personal” dice que el fondo de la mesa del mismo color que la tarta no la resalta nada (y no está falto de razón). Se camufla con el fondo a modo de camaleón. Las prisas para hacer las fotos no son buenas consejeras.

El bizcocho era de limón y estaba rellena de buttercream de dulce de leche.Da para unas 40 personas.

Receta del bizcocho:

  • 660 grms de mantequilla temperatura ambiente
  • 600 grms de azúcar
  • 660 grms de harina
  • 12 huevos
  • 6 cucharadas de levadura
  • 36 cucharadas de leche
  • ralladura de 5 limones
  • Aroma de tarta de limón de la marca Deco Relief (mi favorita)

Batimos mantequilla+azúcar y cuando esté bien mezclado añadimos los huevos, pero a uno a uno. No añadimos el siguiente hasta que el anterior no esté bien integrado.Ahora la leche y batimos de nuevo. Le toca a la harina mezclada con la levadura. Esta vez lo bato con espátula manualmente para evitar que la masa baje y quede así más esponjosa. Echamos la ralladura de los limones, la esencia y al horno.

O bien hacemos sólo dos bizcochos y luego cortamos cada uno en tres con la lira, o bien los vamos metiendo en el horno uno a uno.

El bizcocho lo rellenamos entre capa y capa con buttercream de dulce de leche.

Para el buttercream necesitamos:

  • 450 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 400 grms de icing sugar o en su defecto azúcar glass
  • 80 ml de leche
  • 4 cucharadas colmadas de dulce de leche

Primero echamos las 4 cucharadas de leche al dulce de leche y lo batimos con la batidora para que quede bien ligado. Reservamos.

Batimos con las batidora de varillas la mantequilla y cuando está bien cremosa vamos añadiendo el azúcar tamizada. Ahora toca echar el batido espeso de dulce de leche que hemos reservado y batimos 5 minutos más con las varillas. Ya está listo.

Una vez rellenos los dos bizcochos, los tenemos que cubrir  la parte superior y  los laterales con una capa fina de buttercream lo más lisa y homogénea que podamos, para que luego en el fondant queden las menores imperfecciones posibles. Cubrimos con el fondant y ya podemos pasar a decorar.

Toda la decoración está hecha con fondant excepto el lazo que va en las bases que es de papel de azúcar. Tiene que estar hechas por lo menos con un día de antelación para que le de tiempo a la masa de azúcar a endurecerse. Os deje el link de cómo hacer los claveles aquí.

Para hacer los lazos utilicé fondant negro y unos cortadores específicos para lazos.Uno con forma de óvalo que utilizaremos para hacer las dos lazadas laterales,  uno con forma de rectágulo con el que uniremos las dos lazadas anteriores envolviéndolas  y por último uno alargado con “lengua bífida” con que haremos los lazos que caen.

Aquí tenemos a los lazos secándose antes de ponerles las caidas. Estas las pondremos una vez que estemos decorando la tarta para que acoplen a la forma de la misma.

Abajo tenemos a los novios, que  hice con fondant colcándolos sobre un medallón ovalado que pinche con dos brochetas de pincho moruno, para luego poderlos colocar sobre la tarta. Pelos, ojos y boca están hechos con rotulador comestible. Al velo le dí relieve con un texturizador. Aquí los tenemos  en el proceso de secado. Metí una boquilla debajo del velo para que se quedara la forma una vez ya seco.

Ya solo queda colocar encima de las flores a los novios presidiendo.

Todas las flores están pegadas con pegamento comestible (sirve también cmc disuelto en agua),  igual que las bandas de papel de azúcar de las dos bases.

Para montar una tarta sobre otra mejor poner dentro de la que hace de base palitos que hagan de soporte y no se nos hunda con el peso de la de arriba. Si no son muy grandes aguantan, pero si se ponen te garantizas que no ocurra algun desastre inesperado.

¡¡Fin de la entrada de hoy!!

Muchos besos a tod@s

Marisa



A %d blogueros les gusta esto: