Buenas

Yo ya había amenazado con inundar el blog con “mi lado más oscuro” para celebrar halloween…..


A más de uno el globo ocular no le ha entrado por el ojo y ha dicho que “nasti”, que tenía sangre… y que no…. ¡Si es que los niños comen con la vista !

La masa la he hecho de chocolate (os dejo en enlace aquí) y la glasa la he hecho con albúmina en lugar de con clara de huevo. Hay mucha gente que prefiere hacer la glasa con albúmina porque tiene mejor sabor. Yo no encuentro demasiada diferencia pero quizás en la textura y el color (sale más blanca) sí note algo de diferencia.


Vais a necesitar:

  • 15 grms de albúmina ( la podéis comprar en la mayoría de las tiendas donde compro habitualmente que están a vuestra mano derecha)
  • 80 ml de agua
  • 425 grms de azúcar glass (a lo mejor os pide un poco menos o un poco más)
  • Aroma al gusto (una cucharadita)
  • 6 gotas de vinagre de manzana o cualquier vinagre blanco

Tenemos que mezclar el agua con la albúmina con una cucharita y dejarlo hidratando mínimo unas 5 horas. Yo lo dejo toda la noche.

Lo echamos en un bol y comenzamos a batir. Cuando empieza a espumar echamos el azúcar glass (yo lo tamizo) poco a poco mientras batimos.

A la mitad añadimos el aroma y el vinagre lo añadiremos cuando ya tengamos la glasa de la textura deseada. Lo ideal es dejarla en punto de escritura de tal manera que, cuando levantéis una hebra de glasa y la dejéis caer dentro del bol, se quede definida y no la absorba el resto.

Luego para conseguir la glasa de relleno sólo tendremos que echar agua de muy poco en poco hasta que quede más diluida. Al pasar los dientes de un tenedor las marcas deben desaparecer a los 10 segundos (para que os hagáis una idea).

Luego ya podemos divirlas en distintos cuencos para teñirla de los colores que queramos.


Para los ojos he utilizado un cortador redondo, para la momia el superutilizado cortador de Matriuska que parece que es el único que tengo y si yo os contara……Con deciros que me he tenido que hacer una hoja de excel con todos para tenerlos controlados….. Y para el “boo” he utilizado cortadores pequeños de letras.

Tenemos que rellenar de blanco los círculos (ojos)  y las momias, a las que dejaremos como un antifaz para poder pegar luego los ojos. Los ojos, que son de wilton , los pegué con un poco de glasa y luego pegamos tiras de fondant blanco para hacerle la mortaja.


Aunque parezca más fácil que los ojos, es una currada el tener que cortar tira a tira y pegarlas en la momia. Acabé de amortajar un poquito harta.

El iris de los ojos los hice con transfer, haciendo círculos de glasa azul y verde sobre un papel vegetal y dejándolos secar toda la noche. Luego los despegamos y los pegamos con un poco de glasa. El borde está pintado con pintura en polvo negra y pincel y la pupila con rotulador negro, y con pintura blanca líquida y pincel la sombra de dentro. Hasta que no está acabado de pintar no lo pegamos en la galleta.


Las venitas están pintadas con rotulador comestible rojo y el borde y las manchas con pintura roja en polvo aplicada con pincel.

El fantasmita del “Boo” está hecho con glasa de relleno blanca. Echamos una gota sobre la galleta y con un palillo la extendemos para formar los brazos y la colita. Luego, cuanto esté seco pintamos los ojos y la boca.


Todavía me queda alguna cosita más temática halloween que publicar…. Proximamente……

Espero que os hayan gustado.

Millones de besos para todos

Marisa