Mil gracias por tu visita y ¡¡Vuelve pronto!!. Aquí te espero…..

Archivo de la etiqueta: Galletas decoradas técnica transfer

Buenas!

¡Volvemos a las galletas!, pero esta vez tocan de chocolate blanco. Yo he hecho mis propias galletas, pero si queréis podéis utilizar galletas compradas, del sabor que os guste (unas rellenas de limón o frambuesa seguro que encajan bien), y así os ahorráis el paso de hornear vuestras propias galletas. De todas formas os recomiendo que las hagáis porque no es nada complicado y salen muy , muy buenas.

Galletas de chocolate blanco y frambuesa
Lo primero que tenemos que hacer es preparar la masa de nuestras galletas , para lo que necesitaremos:

  • 250 grms de harina
  • 150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 grms de azúcar glasé
  • 2 grms de levadura
  • 45 grms de yema de huevo a temperatura ambiente
  • pepitas de chocolate blanco al gusto. Yo eché unos 80 grms

Batimos a velocidad alta la mantequilla con el azúcar glass hasta que blanquee y aumente de volumen. Ahora añadimos la yema de huevo batida previamente y mezclamos bien. Echamos la harina y la levadura y amasamos hasta que quede una masa firme que no se nos pegue a las manos.  Si lo necesitáis podéis añadir algo de harina hasta conseguirlo.Incorporamos las pepitas de chocolate blanco lo más uniformemente que podamos.

Galletas con choco transfer
Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal o sulfurizado y vamos haciendo bolitas que aplastamos sobre la bandeja. No hace falta que tengan una forma redonda perfecta porque después las cubriremos con el chocolate y no se verán.

Luego tendréis que introducir las galletas en un molde de silicona de cupcakes o similar que tenga huecos con forma redonda. Es importante que el tamaño de las galletas sea un poco menor que las cavidades porque si no, no las podréis introducir en los moldes. Tened en cuenta que en el horno aumentan un poco de tamaño, así que mejor hacedlas un poco más pequeñas para no tener sustos después.

Horneamos a 170 grados durante 10 minutos. las sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Galletas choco blanco y frambuesa con choco transfer
Si las vamos a decorar con el chocotranfer , debemos colocar en la parte de abajo de los moldes circulares de silicona la hoja impresa con el dibujo que hayamos elegido. Si tiene letras no os olvidéis de voltearlas para que se lean correctamente.La parte rugosa, que es la que lleva la tinta comestible, siempre mirando hacia arriba y la parte más lisa y brillante mirando hacia abajo.

Derretimos chocolate blanco (yo utilicé unos 200 grms pero depende del tamaño de vuestros moldes) y echamos en el fondo de cada molde un poquito extendiéndolo bien para que cubra todo nuestro choco transfer. Mezclamos el resto del chocolate blanco con unos 10 grms de crujiente de frambuesa. Si no sabéis donde conseguirla la podéis comprar aquí, en María Lunarillos.

Galletas bañadas en chocolate blanco
Vertemos el chocolate sobre las galletas hasta que queden bien cubiertas.Llevamos los moldes a la nevera un par de horas para que el chocolate se endurezca lo suficiente.
Una vez frías será fácil desmoldarlas. Quitamos el protector de plástico del choco transfer y el dibujo quedará impreso en nuestras galletas. Si os cuesta quitar el plástico utilizad la punta fina de una cuchillo hasta levantar una esquinita.Luego ya es tirar, y sale solo.

Este es el corte de una de las galletas. Chocolate blanco con frambuesas con una crujiente galletas de chocolate blanco en su interior.

Galletas cubiertas de chocolate blanco
Si no os gusta demasiado el chocolate blanco, podéis cambiar las pepitas de las galletas por pepitas de chocolate con leche y la cobertura también. Seguro que salen igual de buenas.

Sólo os digo que me he tenido que proveer de otros 5 kilos de chocolate entre blanco , con leche y solo. Es que todas las recetas que hago últimamente y las tartas lo llevan. ¡¡Pero es que está tan bueno…!!

Mil gracias por acompañarme cada día ;)

¡¡A disfrutar de las galletas y a ser felices!!

Un beso gordo para todos!!

Firma Marisa Supertartas


Buenas

¿Qué cómo se me ocurrió hacer unas galletas de estos escarabajos?… Lo raro es que no se me hubiera ocurrido.

Mi casa está forrada con vitrinas llenas de estos bichitos pinchados aquí y acá: Mariposas,polillas, libélulas,cicindelas,y un montón de coleópteros como estos “Lucanos Cervus” o ciervos volantes. A fuerza de las explicaciones campestres de mi “churri” ,de cualquiera de las especies que se cruzan por nuestro camino en nuestra andanzas serranas, una va aprendiendo.

Tengo pendiente hacer unas de mariposas. En mi mente está porque hay algunas que son de bonitas…..


Después de hornear nuestras galletas circulares, las pintamos con “glasa blanca” dejando un borde en el exterior que luego decoraremos con un ribete o lo que más nos guste.
Las tenemos que dejar secar bien secas. Mínimo una noche entera para que la glasa se quede bien durita.
Por otro lado habremos hecho ya los cuerpos de nuestro escarabajos con la técnica transfer, que consiste en dibujar con glasa, manga pastelera en mano, sobre una lámina de acetato transparente o similar la figura que hayamos elegido.
Luego las tendremos que dejar el tiempo suficiente para que se sequen completamente. Una vez secas las desprenderemos del acetato y las transferiremos a nuestra galleta pegándolas con unos puntitos de glasa.

En esta foto de abajo  véis un poco el proceso del transfer. Yo dibujé primero con lápiz el ciervo, que luego me sirvió de guía para aplicar la glasa :


Entre el dibujo y la glasa hay una lámina de plástico transparente de la que luego desprenderemos nuestra figura.

Utilicé boquilla del 1 y la glasa en un punto medio. Vamos delimitando las partes y luego rellenamos. Siempre hay que hacer de más porque al deprenderlas del acetato transparente, alguna se os romperá seguro. Son superdelicadas.


Sólo hice los cuerpos, y las patitas y antenas las hice sobre la misma galleta. Demasiado finas para poder ser transferidas.
Una vez tenemos desprendidos los cuerpos del plástico o acetato los pegamos a las galletas con unos puntos de glasa.
Hacemos los “apéndices”, y ya sólo nos queda poner el cordón decorativo alrededor de la galleta.


El ribete está hecho con boquilla del 2 con la glasa firme.

La receta que utilicé para la masa de la galleta es esta que os dejo enlazada aquí. Esta vez a la glasa le eché aroma de tarta de limón.


Yo creo que, ahora que se va acercando, a lo mejor servirían para Halloween no? Todos juntitos parecen como un ejército de arañas tipo plaga de Hitchcock, película de terror.


Como siempre mil gracias a cada uno de vosotros por estar aquí conmigo.
Un beso fuerte para todos
Marisa



A %d blogueros les gusta esto: