Buenas

Aprovechando que tenía a punto de caducar un paquete de puré de plátano y naranja a la vainilla en la nevera………, aparecieron estos cupcakes.

Su primer cometido era que no acabaran los susodichos tarritos en el fondo de la basura…. y…. su segundo cometido era utilizar como decoración las amapolas que había hecho para el tutorial , del que ya tenéis la entrada en el blog.  De esta manera maté dos pájaros de un tiro y …¡¡Cometidos cumplidos y cupcakes engullidos!


Con las cantidades que os pongo sale más o menos para la masa de 10 cupcakes.

  • 45 mls de leche
  • 65 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 grms de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 125 grms de harina
  • 100 grms de puré de plátano y naranja a la vainilla (lo compré en Mercadona en la zona de refrigerados de verduras y frutas)


Batimos con las varillas la mantequilla y cuando empieza a clarear le echamos el azúcar y seguimos batiendo. Una vez integrado le toca al huevo. Ahora vertemos en la mezcla anterior el puré y cuando está todo bien homogéneo echamos la mitad de la harina junto a la levadura. Removemos bien con la espátula o cuchara de palo. Agregamos la leche, y volvemos a integrar todo. Por último echamos la harina que nos quede. Una vez todo bien mezclado ya tenemos la masa lista para verter en las cápsulas.

Las rellenamos a 2/3 de su capacidad como mucho y al horno precalentado a 180 º unos 20 minutos. Cuando el palillo salga seco estarán listos.


Los sacamos del molde y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Mientras tanto vamos preparando el “gorro” que le pondremos por encima, que esta vez era swiss meringue de plátano y naranja a la vainilla (seguimos aprovechando nuestros purés a punto de caducar).

Para la crema necesitaremos:

  • 50 grms de clara de huevo (yo utilicé la pasteurizada de mercadona)
  • 100 grms de azucar blanca tamizada
  • 150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 grms de puré de plátano y naranja a la vainilla (comprado también en Mercadona)


Mezclamos las claras con el azúcar tamizado y lo calentamos al baño maría hasta que el azúcar quede bien disuelto. Lo sabremos cuando pellizquemos  la mezcla y no notemos el azúcar entre los dedos. Lo echamos a un bol y esperamos a que se enfríe.

Una vez frío montamos con las barillas. Cuando esté bien montado (no va a hacer grandes picos), vamos echando la mantequilla a temperatura ambiente a trocitos y poco a poco.

Tenemos que batir unos 5 minutos hasta que la crema tome consistencia. Al principio parece que se corta y no espesa pero seguid batiendo y tomará forma. Necesitará aproximadamente 5 minutos.

Añadimos el puré de plátano y naranja y batimos un par de minutos más. Ya lo tendremos listo para meter en la manga pastelera y decorar.


Utilicé para decorar la boquilla 1M. Decoramos de dentro hacia fuera para formar los rosetones.
Echamos las bolitas de caramelo rojas (non pareils) y ponemos la amapola en el punto donde hemos acabado nuestro rosetón de swiss meringue (así tapamos el final).

Podéis utilizar de topper cualquier flor u otra cosa que se os ocurra, pero os dejo el enlace aquí de cómo podéis hacer las amapolas de fondant rojo que llevan estos.

Espero que os hayan gustado y muchas gracias a tod@s los que estáis ahí.
Muchos besos
Marisa